Cómo ayudar a los niños a lidiar con la muerte de sus perros

Cómo ayudar a los niños a lidiar con la muerte de sus perros

¿Creciste al lado de un perro? ¿Te acuerdas la primera vez que se murió una de tus mascotas?

Mi perro de la infancia, Motita, llegó a mi casa cuando yo tenía apenas 7 años y ella apenas dos meses. Motita vivió 19 años, pero igual, a mis 26 años me devastó por completo. 

Un nuevo estudio hecho por Joshua Russell, un investigador de comportamiento animal, ecología y conservación en de Canisius College en Buffalo, NY trata de entender cómo reaccionan los niños cuando sus perros u otras mascotas mueren. 

Russell condujo entrevistas con niños entre 6 y 13 años para saber cómo se habían sentido y se dio cuenta de que los niños efectivamente sufren mucho cuando sus perros dejan este mundo. Para muchos niños, sus perros son sus mejores amigos e incluso a veces los ven como sus hermanos. 

Lo que encontraron es que los niños pueden procesar más fácilmente el trago amargo cuando sus perros son viejitos y que es un shock más fuerte cuando mueren de repente, a causa de una accidente o una enfermedad repentina. 

También, los niños normalmente no se sienten tan afectados cuando se trata de mascotas como un pez o un hamster que típicamente tienen vidas más cortas. Sin embargo, un perro o un gato “deberían” vivir mucho más tiempo y les parece muy injusto cuando mueren antes de ser viejitos.

Si tu perro está muy viejito o enfermo y te preocupa que a tu hijo le afecte mucho su muerte, hay un par de cosas que pueden alivianar el trago amargo. Tienes que saber que igual va a sufrir y que esto es parte de la vida, pero también hay algunas cosas que puedes hacer para que tu hijo no se sienta completamente destruido. 

1. No le mientas

Esa historia de que el perro se fue al rancho del tío acaba siendo peor. Los niños sienten que te llevaste lo que más querían y es mejor que sepan que su perro murió pero que la vida sigue. La muerte es parte de la vida y todo está en cómo lo expliques. Ser padre es una cosa muy difícil pues se trata de enseñarle a una personita cómo vivir y por más difícil que parezca, la muerte es algo que tienen que saber que existe, que pasa y que el mundo sigue adelante. 

2. Rituales

Hay pequeños rituales que pueden hacer juntos que pueden ayudar a que este proceso sea menos doloroso. Desde un pequeño altar, una caja con sus cosas, una oración, una velita, dedicarle unas palabras. Los rituales le dan un cierre al proceso y te permiten sacar los sentimientos para que no te los guardes. 

3. Cuando estén listos, piensen en adoptar

Hay familias que deciden adoptar luego luego después de la muerte de sus perros pues saben que si bien no pueden reemplazar a sus perros, sí pueden empezar nuevas memorias e historias con un nuevo miembro de la familia. Sin embargo, hay otros que prefieren dejar pasar un poco de tiempo para procesar lo que pasó. Cualquiera que sea el caso, tienes que saber que ahí afuera esta otro perro buscando una familia como la tuya y que será muy feliz de vivir su vida a tu lado. No hay prisa, pero cuando estés listo, sal a buscarlo. 

4. La magia de los cuentos

Para los niños, especialmente para los niños pequeños, los cuentos son una increíble manera para explicarles las cosas difíciles. Cuando les cuentas un cuento con personajes y situaciones fantásticas, los niños pueden conectar más con las situaciones y entender el mensaje que les quieres comunicar. Cuéntales un cuento de las aventuras de su perro en donde sea que esté ahora y diles que aunque ya no lo vean, su perro siempre estará cerca para cuidarlos y que si cierran los ojos y piensan en él, siempre lo podrán tener cerca. 

5. Un album de recuerdos

Una gran manera de ayudar a que tu hijo no se sienta tan triste es hacer un album de recuerdos. No tiene que ser nada elaboradísimo, junta las mejores fotos y algunos recuerdos de tu perro, un pedacito de la tela de su cama o su juguete, lo que tengas a la mano y hagan juntos un álbum de recuerdos que tu hijo pueda hojear cuando lo extrañe. Este album también puede ser un gran cuento con la historia de tu perro y todas las aventuras que vivieron juntos. 

¿Tienes algún otro consejo para los padres que están en esta situación? No dejes de compartirlo.

 

[Foto: Levi Sanders/ Unsplash]

¿Sabías que las perras son más orientadas que los perros?

¿Sabías que las perras son más orientadas que los perros?

Lugares donde los perros aman dormir

Lugares donde los perros aman dormir