Cómo cuidar a una perra embarazada

Cómo cuidar a una perra embarazada

Pues sí, tu perra salió con su domingo 7 y ahora está esperando perritos. Es importante saber que así como las mujeres embarazadas necesitan cuidados especiales, las perras en gestación también necesitan un par de cuidados extra durante estos días.

El embarazo de una perra dura alrededor de 63 días, lo cual significan 3 trimestres de 21 días cada uno.

Esta es una pequeña guía para nuevos abuelos para que sepan cómo cuidar de su perra en caso de que esté esperando cachorritos:

1.  El paso 1 si sospechas que está embarazada es llevarla al veterinario. Así como con las mujeres, lo más recomendable es el veterinario la revise y se asegure de que todo está en orden. Cuéntale a tu veterinario de qué comida come, qué medicinas toma y su régimen de ejercicio para que pueda decirte que sí y que no está bien. Si tienes suerte tal vez hasta puedas escuchar el corazón de los cachorros en la panza

2.  Ajusta su dieta. Este es el momento en el que vale la pena invertir en la mejor comida que puedas comprar para tu perra. Recuerda que en estos días está comiendo para ella y para quien sabe cuántos perritos que tiene en la panza. A pesar de que sus requerimientos nutricionales no cambian mucho en la primera mitad del embarazo, se recomienda que su dieta incluya al menos 30% de proteína y 17% de grasa. Hay comida especial para perras embarazadas que si bien tal vez no las encuentres en todos los supermercados, tu veterinario seguro te puede ayudar a conseguir. También, a partir de la cuarta semana debe de comer más, hasta 1/4 más de su dieta regular. Así que por ejemplo, si al día come dos tazas, ahora comerá 2.5 tazas al día divididas en al menos dos comidas al día.

3. Cuando se acerca el parto, muchos expertos recomiendan la libre demanda en términos de comida para que no tenga hambre y agarre fuerzas para lo que viene. También algunos recomiendan darles de comer comida para cachorros durante las últimas 4 semanas pues está tiene más proteína que la de los perros adultos.

4. Llévala tranquila con el ejercicio. Caminar es muy bueno para una perra embarazada pero correr, brincar y hacer cosas más extremas pueden no ser lo más recomendable durante la etapa de gestación de los cachorros.

5.  Dale un espacio para hacer su nido. Las perras buscarán un espacio en la casa donde se sientan seguras para tener a sus cachorros. Lo ideal es que tú le ayudes con esto. Puedes ponerla dentro de su transportadora o casita o incluso una caja de cartón con periódico y cobijas es perfecta. Durante el embarazo y el nacimiento, es importante que tu perra duerma dentro de casa para que no pase frío y para que los cachorros estén seguros.

6. No la expongas a muchos otros perros en las últimas 3 semanas del embarazo y en las primeras 3 después del nacimiento. Esto es para evitar que alguna enfermedad se le pegue y se la pase a los cachorros. Recuerda que en el embarazo, el sistema inmune de las hembras (animales y humanas) no está tan fuerte por lo que es importante que ninguna infección caiga de repente.

7.  Habla con tu veterinario sobre la esterilización de tu perra después del parto. YA sabemos que los cachorros son adorables pero un embarazo es muy desgastante para tu perra y además ya hay muchos perritos en el mundo que buscan hogar, así que criar más cachorros no es precisamente lo más responsable en nuestros días.

 

[Fuentes: WikihowAKCDog Breed Info]
[Foto: Creative Commons "A Dog Full of Dogs" by Colin and Sarah Northway is licensed under CC By 2.0]

 

 ]

¿Le puedo dar huevo a mi perro?

¿Le puedo dar huevo a mi perro?

¿A dónde van los perros después de morir? La historia del Puente del Arcoíris

¿A dónde van los perros después de morir? La historia del Puente del Arcoíris