Cómo enseñar a tu cachorro a que haga pipí en su lugar

Cómo enseñar a tu cachorro a que haga pipí en su lugar

Cuando tenemos un nuevo cachorro en casa una de las preocupaciones más frecuentes es cómo enseñarle que haga pipí y popó en su lugar.

Aunque todos sabes que habrá algunos accidentes, queremos que sean los menos posibles y que el nuevo perrito aprenda pronto dónde debe ir al baño.

También te puede interesar saber cómo evitar que tu cachorro muerda todo el tiempo.

Por eso, te compartimos algunas recomendaciones que te pueden ayudar en esta tarea que, con constancia y paciencia, puedes lograr con éxito bastante rápido.

Con dedicación, todo es más fácil

Es recomendable dedicar al menos 3 días a tu nuevo cachorro luego de su llegada a casa y una de las cosas en la que más foco debes poner es en enseñarle cuál será el lugar donde deba ir al baño. Aunque hay algunos perros a los que les tomará varios meses dominar este proceso sin tener accidentes, ten en cuenta que ayudará mucho si esos primeros días estás muy atento a las necesidades de tu cachorro.

Alerta todo el tiempo

Es importante llevarlo al área designada para que haga sus necesidades, ya sea dentro o fuera de la casa, inmediatamente después de despertar, comer y jugar. En serio, no pierdas el tiempo haciendo otras cosas porque tu perro es tan chiquito (al igual que su vejiga), que no podrá aguantarse las ganas de hacer pipí por mucho tiempo.

Si en algún momento del día te das cuenta de que empieza a olisquear y a caminar en círculos, tómalo con tus manos (sin hacer movimientos bruscos para no asustarlo) y dirígete rápidamente al área designada, pues tu perro te está indicando que quiere ir al baño.

¡Muy, muy, muy bieeeen!

No olvides felicitarlo y apapacharlo cuando haya hecho pipó o popó en su lugar para indicarle que estás complacido con su comportamiento.  No es necesario que le des un premio comestible, pues no tiene mucho sentido relacionar la eliminación de desechos con el momento de comer. Sólo felicítalo con tus palabras en un tono suave y con muchas caricias. 

¡Nooooooooo!

Si lo cachas teniendo un accidente dentro de casa, simplemente dile “no”, llévalo a su baño (por si quiere seguir haciendo pipí). En caso de que el accidente ya esté ahí cuando llegues, simplemente ignora el suceso, pues si lo regañas, tu perro no tendrá idea de que es por lo que hizo hace 10, 20 o más minutos. No olvides limpiar bien el área con un limpiador especial a base de enzimas (no utilices limpiadores con amoniaco porque huelen parecido a la orina y harán que tu perro se haga en el mismo sitio una y otra vez).

Recuerda que NO debes pegarle ni arrastrarlo hasta su pipí o popó para embarrarle la cara, pues son prácticas crueles que no ayudan a entrenar a tu perro, pues él no lo interpretará como que es una consecuencia de haber hecho algo “malo”, sino simplemente te tendrá miedo y desconfiará de ti, que justamente es algo que como dueño responsable NO debes fomentar.

En caso de que pase el tiempo y siga teniendo accidentes, te recomendamos leer más sobre los perros que se hacen pipí cuando se emocionan o cuando tienen miedo.

[Foto: “Creative Commons Pee time ” by Gabeat licensed under CC BY-NC 2.0]

¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?

¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?

Restaurantes con menú para perros que tienes que conocer

Restaurantes con menú para perros que tienes que conocer