Cómo hacer un bozal de emergencia para tu perro

Cómo hacer un bozal de emergencia para tu perro

Aunque tu perro sea muy tranquilo, saber hacer un bozal de emergencia con materiales comunes es una habilidad que puede serte muy útil en caso de emergencia.

Un perro muy asustado o lastimado, por ejemplo, si fue atropellado, puede morder sin importar qué tan tranquilo o entrenado esté. Y es mejor que sepas actuar correctamente por tu propia seguridad, la de cualquier persona que esté cerca y la de tu perro.

Para hacer un bozal de emergencia lo único que necesitas es:

1. Tener a la mano un pedazo de tela largo: puede ser una corbata, una mascada, una calceta larga, una pantimedia o, incluso, una correa para perros. Una correa debe ser tu última opción, pues el material tiende a ser más duro y, por lo tanto, menos “amigable” para tu perro. Recuerda que entre más delgado y duro sea el material, más daño le hará a la piel de tu perro, así que ten cuidado.

2. Hacer un lazo en la tela y colocarlo en el hocico de tu perro con el nudo hacia arriba.

3. Cruzar los extremos de la tela por debajo del hocico de tu perro y llevarlos hacia atrás de su cabeza.

4. Una vez detrás de su cabeza, haz un nudo sencillo asegurándote de que el bozal haya quedado bien puesto, sin estar excesivamente apretado. Haz otro nudo sencillo para que quede bien seguro.

5. Toma en cuenta que NUNCA debes usar un bozal en un perro que tiene problemas para respirar o si está vomitando. También te recordamos que este bozal es sólo para ser usado en caso de emergencias y no tu perro no debe permanecer con él durante mucho tiempo.

Aquí un video que te muestra esta técnica:

 

[Fuente: Vet.bc.caPetplace.com]

[Foto: “Creative Commons dogs on ferry” by deepwarren licensed under CC BY-NC-SA 2.0]

¿Qué hacer si tu perro tiene sobrepeso?

¿Qué hacer si tu perro tiene sobrepeso?

El amor de un rescatista salvó a esta cachorra del moquillo

El amor de un rescatista salvó a esta cachorra del moquillo