Cómo hacer que tu perro no le tenga miedo a los niños

Cómo hacer que tu perro no le tenga miedo a los niños

Hay muchos perros que le tienen miedo a los niños. Ya sea que se pongan nerviosos o que incluso se enojen y gruñan o ladren cuando ven a uno.

Hay perros que le tienen miedo a todos los niños y otros perros que son más específicos y le tienen miedo sólo a niños de cierta edad o tamaño o incluso sólo a las niñas o a los niños.

La razón más común por la que los perros le tienen miedo a los niños es porque no fueron correctamente socializados desde pequeños. Socializar a tu perro desde cachorro quiere decir exponerlo a todo tipo de personas, perros, lugares y situaciones para que se familiarice y no les tenga miedo después.

También puede ser que este miedo sea parte de la personalidad de tu perro. Hay perros más tímidos que otros y también puede ser la edad, los perros viejitos normalmente tienen problemas en aguantar a un pequeño que corre, grita, brinca y quiere jugar con ellos.

Una razón más puede ser que tu perro haya tenido una experiencia negativa con un niño. Puede ser que antes de llegar a tu casa tu perro haya sido maltratado por un niño o varios y esto, como es natural, les deja un trauma.

Si tu perro le tiene miedo a los niños, estas son algunas de las cosas que puedes hacer para ayudarlo a superarlo y para que tú y él puedan relajarse cuando hay pequeños alrededor.

Los niños deben de saber respetar al perro. Respetar no quiere decir que tengan que hacerle reverencias y no hablarle. Más bien tiene que ver con que es importante que sepan cómo acariciarlo, que no deben lastimarlo y que no deben interferir con sus juguetes o comida y que sepan cómo acercarse y detectar signos de agresión en un perro para que se alejen cuando el perro no quiere jugar con ellos. Entre mejor se sepan comportar los niños, menos accidentes y menos malos ratos para todos.

Como tú no puedes controlar que todos los niños puedan hacer esto, de tu lado quedan algunas que debes hacer para ayudarlo.

Si sabes que tu perro les tiene miedo a los niños, no permitas que los niños se le acerquen. Algunos perros reaccionan de manera sumisa al miedo pero otros usan la agresión como método de defensa y como lo último que queremos es un accidente, cuida a tu perro alrededor de los niños. No lo fuerces a dejarse acariciar o tocar y mucho menos permitas que un niño se le acerque a la cara.

No lo castigues cuando tiene miedo, esto sólo lo refuerza. Además, ya se ha comprobado que los perros castigados son más agresivos. Lo que tienes que hacer para quitarle el miedo es asociar la presencia de los niños con algo positivo para que tu perro aprenda que no hay nada que temer y que más bien cuando hay niños cerca, pasan cosas increíbles.

Dicho esto, no es buena idea usar comida en las manos de un niño para que el perro se acerque. Si tu perro de verdad les tiene mucho miedo puede sí acercarse por la comida pero después soltar la mordida para quitárselo de la mano. Los premios los manejas tú y se los das después de que haya logrado estar calmado en la presencia de un niño.

Para lograr que pueda convivir con los niños, puedes empezar a introducirlos poco a poco. Puedes empezar con tu perro en la calle con correa y pedirle a un niño conocido (amigo, hijo, sobrino, vecino) que se acerque pero que ignore por completo a tu perro.

Siéntense a una buena distancia el uno del otro y espera a que tu perro se relaje un poco. Cuando lo veas completamente relajado, dale su premio favorito y apapáchalo mucho.

Intenta esto al siguiente día de nuevo, ahora siéntense un poco más cerca y así cada día hasta que tu perro pueda estar relajado en la presencia del niño.

Después pasarás a la etapa donde el niño podrá correr o jugar y gritar enfrente de tu perro mientras tú lo detienes. No hagas de esto algo importante, siéntate relajado con tu perro y deja que vea que si estás tú ahí, él está seguro. Siempre usa los premios más ricos o su juguete como premio o lo que sea que sirva para que vea que cuando hay niños también hay diversión para él.

Esto toma tiempo, hay perros que en un par de días o semanas pueden estar bien y otros que pueden pasar meses en el proceso. Ten paciencia, tú no sabes por qué les tiene tanto miedo y qué tan fuerte es el recuerdo.

Si tu perro de plano no quiere a los niños no importa cuántas veces hagan el ejercicio, trata de no exponerlo a estas situaciones y si vienen niños de visita a casa puedes ponerlo en su jaulita o dejarlo en un cuarto con un juguete como un Kong para que se entretenga y no lo vea como un castigo.

[Fuente: ASPCA]
[Foto: 220956421 by Sofya Apkalikova/ Shutterstock]

El único albergue para perros en una zona de guerra

El único albergue para perros en una zona de guerra

¿Quieres dormir mejor? Duerme con tu perro

¿Quieres dormir mejor? Duerme con tu perro