Cómo tomarle la temperatura a tu perro

Cómo tomarle la temperatura a tu perro

Saber la temperatura de tu perro en caso de que actúe raro o parezca enfermo es muy importante, ya que según como se encuentre puedes saber cómo actuar.

Lo primero que debes saber es que la temperatura normal de un perro es un poco más elevada que la de los humanos, pues usualmente se encuentra entre 38 y 39 grados Celsius, cuando la nuestra regularmente se ubica más o menos entre los 36 y 37 grados.

En el caso de los perros, se considera que tienen fiebre cuando su temperatura sobrepasa los 39.5 grados Celsius, usualmente a causa de una infección o inflamación (aunque puede haber otros motivos, como diversas enfermedades, tumores, por un golpe de calor o por reacción a vacunas, por ejemplo).

También te puede interesar saber qué hacer si a tu perro le da fiebre.

Para determinar si tu perro tiene fiebre o no, debes contar con un termómetro, pues esta es la única manera completamente certera en la que puedes tomar la temperatura de tu perro. La mejor forma de hacer esta medición es vía anal.

Nosotros recomendamos que tu termómetro sea digital para que no corras ningún riesgo de que se rompa. Si no tienes uno a la mano, puedes utilizar uno de vidrio, pero sé extremadamente cuidadoso para que no le vayas hacer daño a tu perro (ni a ti).

Antes de insertarlo, te recomendamos limpiarlo con un algodón empapado en alcohol y puedes ponerle un poco de lubricante a base de agua o vaselina para que deslice más fácilmente.

Hay algunos perros que se dejan tomar la temperatura sin ningún problema, pero otros lo odian. Si tu perro es de los primeros, no será difícil que hagas el proceso solo, pero si es de los que no lo soporta, es importante que pidas ayuda para que alguien lo sostenga de la cabeza y la parte delantera del cuerpo. Aunque no lo creas, para la mayoría de los perros es menos estresante si alguien los sostiene mientras les toman la temperatura.

Posteriormente, se debe subir la cola con cuidado, de manera que el ano quede expuesto e insertar el termómetro con mucho cuidado. No es necesario que entre demasiado, con que introduzcas sólo la punta metálica es más que suficiente. Espera a que el termómetro marque la temperatura y listo.

Al finalizar, te recomendamos frotarlo nuevamente con un algodón empapado en alcohol para asegurarte de que quede completamente limpio.

También existen termómetros que hacen la medición de temperatura a través del oído, sin embargo, estos no son tan precisos y existe riesgo de lastimar a tu perro, por lo que no los recomendamos.

Aquí un video para que te quede mucho más clara esta técnica:

[Fuentes: WebMD.comPetPlace.comFoundAnimals.org]

[Foto: Susan Schmitz/Shutterstock]

La sábila y todo lo que puede hacer por tu perro

La sábila y todo lo que puede hacer por tu perro

Qué hacer si tu perro tiene una infección en los ojos

Qué hacer si tu perro tiene una infección en los ojos