Cosas que pasan cuando pierdes a tu alma gemela perruna

Cosas que pasan cuando pierdes a tu alma gemela perruna

Dicen que todos aquellos que tenemos una relación especial con los perros llegamos a tener un alma gemela perruna. Y, si somos muy suertudos, esto nos puede pasar dos veces en la vida.

Perder a un perro al que amaste es una de las cosas más difíciles que pueden sucederte, tanto por el suceso en sí como por la poca empatía que suelen demostrar muchísimas personas que no entienden sobre este vínculo tan especial que puede formarse entre dueño y perro.

También te puede interesar saber qué hacer si estás muy deprimido por la muerte de tu perro.

En verdad, estamos convencidos de que solo quien ha amado tanto a su perro (y ha tenido la fortuna de ser tan amado por él) puede entender el mar de emociones, pensamientos y sensaciones que puede traer este adiós a nuestras vidas.

Si has perdido a un perro y, sobre todo, si tuviste que despedirte de tu alma gemela perruna, comprenderás perfectamente a qué nos referimos:

Todos los días te acordarás de él. Sí, todos los días.

A photo posted by @hektorthedogking on

En los días recientes a su pérdida y, aunque mucha gente no lo pueda entender, te sentirás paralizado por el dolor y hasta te costará trabajo respirar.

Habrá días en que dirás que estás bien, que el dolor va pasando… aunque en realidad no sea así.

A photo posted by Harriet (@haz1988) on

Sentirás que te hierve la sangre y te arde la panza cada vez que alguien te diga que “ya lo superes”, que “era solo un perro” o “que no exageres”.

Cuando hables de él, aunque hayan pasado años desde que se fue, será inevitable que se te quiebre la voz y se te llenen los ojos de lágrimas.

De pronto, te sentirás culpable, pues sentirás que pudiste ser un mejor dueño: jugar más con él, pasearlo más, enojarte menos, hacerle más caso…

A photo posted by @paul_boj_labrador_buddys on

También prometerás que, si algún día tienes otro perro, serás un mejor dueño para él.

A photo posted by Dominga (@soydominga) on

Sin importar si tu alma gemela perruna se fue hace unos días, unos meses o unos años, habrá momentos en los que no puedas evitar llorar como un niño al recordarlo.

A photo posted by @quadrupeds on

En ciertos momentos, solamente recordarás las cosas lindas que vivieron y no podrás evitar sonreír, pues, sin importar cómo fuera, tu perro era simplemente perfecto para ti.

A veces, solo por un instante, se te olvidará que tu perro no está más contigo y sentirás como si aún estuviera ahí junto a ti.

Con el tiempo, llegará un momento en el que pienses con tranquilidad y consuelo que tu perro está en un lugar mejor y que, tal vez, algún día volverán a encontrarse.

A photo posted by Ro Castillo (@r0castill0) on

En algún momento, tal vez meses o años después, estarás listo para adoptar otro perro y lo amarás con todo tu corazón, aunque nunca ocupará el lugar del amor perruno de tu vida.

Y sí, a veces llamarás a tu nuevo perro y le dirás por equivocación el nombre de tu alma gemela perruna.

Sabrás que solo quien ha tenido un alma gemela perruna podrá realmente entender lo que sientes.

A photo posted by litsavin (@litsavin) on

[Foto: “Creative Commons Loving embrace” by David Mertl licensed under CC BY 2.0]

Lo que los demás saben de ti por tu perro

Lo que los demás saben de ti por tu perro

10 premios para tu perro que tienes en casa

10 premios para tu perro que tienes en casa