¿Cuándo es momento de decirle adiós a tu perro?

¿Cuándo es momento de decirle adiós a tu perro?

Sin duda, decidir cuándo es el momento de despedirte de tu perro es una de las cuestiones más difíciles que un dueño debe enfrentar. La respuesta a esta pregunta nunca es sencilla y tampoco hay verdades absolutas al respecto, sino que cada dueño o familia deberá hacer lo que sientan es lo correcto en el momento en el que lo crean necesario.

También te puede interesar conocer esta reconfortante historia que ayudará a quienes enfrentan la pérdida de su perro.

No obstante, compartimos algunas consideraciones que te recomendamos valorar antes de tomar esta difícil decisión.

Confía en tu instinto. Seguramente, optar por la eutanasia será una decisión que tomarás en conjunto con tu veterinario. Si por alguna razón no se siente como el paso correcto, considera pedir una segunda opinión.

Esperar una señal. Hay dueños que prefieren esperar que su perro dé la pauta para tomar la decisión de dormirlo: cuando ya no pueda levantarse, cuando ya no pueda comer o beber agua por sí mismo, cuando el dolor no pueda ser aliviado con medicamentos, cuando pierda control de esfínteres.

Pide otro punto de vista. Si te sientes sumamente indeciso, acude con algún familiar o amigo que lleve una relación cercana contigo y con tu perro (idealmente, que también sea un amante de los perros, pues esto ayudará a que sea más empático y que no te vaya a dar algún consejo insensible). Es una gran manera de tener una opinión externa y más objetiva, aunque recuerda que la decisión es sólo tuya.

Hazle caso a tu intuición. Muchos dueños que se ven en esta situación afirman que, tras enfrentar alguna enfermedad de su perro por algún tiempo, un día despertaron y simplemente supieron que era momento de optar por la eutanasia para ayudar a su perro a irse en paz.

Considera todos los aspectos, incluso el económico. Particularmente, si estás enfrentando el tratamiento de una enfermedad terminal o alguna condición que requiera cirugías, estudios y medicamentos constantes, los costos se pueden disparar incontrolablemente. Elegir no seguir un tratamiento por cuestiones económicas puede parecer muy triste, pero sólo tú eres el indicado para evaluar las finanzas de tu familia y tomar las decisiones al respecto sin ser juzgado por ello.

Siempre considera el factor calidad de vida. Sé sincero contigo mismo y siempre evalúa si la decisión de prolongar la vida de tu perro la estás tomando exclusivamente por su bienestar. Si en algún punto consideras que más bien estás siendo un poco egoísta, pregúntate cómo afectará la calidad de vida de tu perro si prolongan su vida unos días, semanas o meses más. Recuerda que para nadie que haya amado tanto a su perro es fácil decir adiós, pero justo en estos momentos es cuando más debemos ayudarles a nuestros queridos perros a que no sufran innecesariamente.

 

[Fuentes: PetMD.comWomansDay.comDogTime.comAmericanHumane.org]

[Foto: “Creative Commons Perfect cuddle” by lucathegalga licensed under CC BY-NC-ND 2.0]

Cosas que todos los dueños de perros mestizos han escuchado

Cosas que todos los dueños de perros mestizos han escuchado

Por qué NO cortarle los bigotes a tu perro

Por qué NO cortarle los bigotes a tu perro