Cómo cuidar a un cachorro recién nacido

Cómo cuidar a un cachorro recién nacido

Ya sea que te encontraste un cachorrito recién nacido o que la mamá los rechazó por alguna razón, es importante conocer qué debemos hacer para cuidarlos y asegurar que crezcan sanos, fuertes y llenos de amor.

Las necesidades de un cachorro recién nacido son muy parecidas a las de un bebé humano. Necesitan comida, amor, calor y tranquilidad para poder dormir mucho y crecer.

Para el caso de la comida, lo ideal es intentar alimentarlos con mamila, un gotero o con una jeringa (sin aguja) y alimentarlos cada dos horas durante su primera semana de vida e ir incrementando el tiempo conforme van creciendo.

En casos de emergencia, la leche entera de vaca puede ser un sustituto para la leche de la mamá, sin embargo lo ideal es que un veterinario te ayude a conseguir fórmula especialmente diseñada para cachorros pues la leche les puede dar diarrea.

Cuando cumplen un mes pueden empezar a comer sólidos así que es aquí cuando puedes usar croquetas para cachorro que puedes humedecer un poco de agua tibia o leche para que tengan una consistencia más suave. En estos casos lo ideal es que los cachorros coman entre 3 o 4 veces al día.

Cuando cumplen 7 u 8 semanas ya pueden comer las croquetas secas y de aquí hasta los 6 meses se recomienda que coman 3 veces al día.

Un cachorro recién nacido debe de subir rápidamente de peso en las primeras semanas de vida, de ahí que verás que en un mes tu cachorro ya pesa el doble o el triple de lo que pesaba cuando nació.

Otra cosa importante es mantenerlos calientitos pues cuando son recién nacidos no pueden regular su temperatura. Un gran truco para mantenerlos calientitos y tranquilos es llenar una botella con agua caliente y envolverla en una toalla. Colócala en donde duermen y ellos se van a acurrucar con la botella.

Los cachorros recién nacidos no deben pasar mucho tiempo en tus manos.Asegúrate de sólo cargarlos cuando los vayas a alimentar, a limpiar o a mantener calientitos. Cuando cumplen 3 semanas ya puedes empezar a tenerlos más tiempo contigo pero ten cuidado pues aún son muy pequeños, pero es justo aquí cuando ya ven y oyen bien y cuando les empiezan a salir los dientes así que la socialización es vital a esta edad.

Los cachorros recién nacidos no saben ir al baño por sí solos. Cuando están con sus mamás, la mamá es responsable de estimularlos a ir al baño lamiéndolos. En ausencia de la mamá, tú tienes que hacer esto (tranquilo, no con la lengua) pero puedes usar una telita o un pedazo de gasa, mojarlo en agua tibia y darles masajes en el área anal y urinaria para que se estimule justo después de que comen. El movimiento debe imitar la lengua de la mamá. Esto será sólo durante las primeras tres semanas que es cuando la mayoría de los cachorros ya pueden ir al baño solos.

Para limpiarlos igual puedes usar una telita húmeda y sólo pasárselas por encima al menos dos veces por semana.

Cuando cumpla 6 semanas deberás llevarlo al veterinario para su primera ronda de vacuas. También deberás contactar a tu veterinario de confianza si tu cachorro no quiere comer o no está subiendo de peso o si vomita o tiene diarrea. Otros síntomas de que el cachorro necesita atención médica pueden ser si tosen mucho, si les cuesta trabajo respirar, si lloran mucho, si tienen los ojos hinchados o llorosos o si no pueden ir al baño.

Si no lograste conseguir fórmula, esta receta puede ser un sustituto de emergencia para cachorros de menos de dos semanas de edad:

– Una taza de leche de vaca
– 3 yemas de huevo
– 1 cucharada de aceite de maíz
Calentar hasta que esté tibio y dar en un biberón, gotero o jeringa.

[Fuentes: High Street Epping Veterinary ClinicASPCA]

[Foto: 27162004 by arttonick/ Shutterstock]

¿Los perros nos extrañan después de que morimos?

¿Los perros nos extrañan después de que morimos?

Reglas de oro para la convivencia entre niños y perros

Reglas de oro para la convivencia entre niños y perros