¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?

¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?

Si tienes un cachorro en casa, es muy normal que te preguntes qué cuidados debes tener para que se encuentre de maravilla. Y una de las cosas que seguramente pasará por tu cabeza es saber cuándo debes bañar a tu perrito.

También te puede interesar saber cómo puedes enseñar a tu cachorro a ir al baño en su lugar.

En general, no se recomienda bañar a los cachorros si son muy jóvenes y están todavía bajo el cuidado de su mamá, pues ella será la encargada de lamerlos y acicalarlos para asegurarse de que estén todo el tiempo limpios.

En caso de que hayas rescatado a un cachorro muy pequeñito, o bien, si por algún motivo la mamá no quiso hacerse cargo de ellos, entonces sí te tocará estar al pendiente de su limpieza constante.

Cuando los perritos tienen menos de 4 semanas no es necesario bañarlos como normalmente estamos acostumbrados, sino que simplemente deberás mojar con agua tibia una toalla de tela y limpiar con eso al cachorro, tratando de imitar la rutina de limpieza que realizaría su mamá si lo lamiera.

Solamente si de verdad están muy sucios, por ejemplo por haber jugado con lodo o si los rescataste de la calle, entonces sí tendrás que darles un baño con agua tibia (nunca fría ni caliente). Nunca uses jabón si tu cachorrito tiene menos de 4 semanas, pues no le hará bien.

Algo que es importante que tomes en cuenta es que no es necesario sumergirlos en una tina con agua, sino que al ser tan pequeñitos sólo debes sostenerlos con tus manos y ponerlos bajo un chorro suave de agua (esto puedes hacerlo en el lavabo de manos para que sea sencillo y seguro).

Si ya tiene más de 4 semanas, puedes usar un poco de shampoo especial para cachorros o, si no lo consigues, puedes usar un shampoo suave para bebé, pero asegúrate de retirarlo completamente. Recuerda que con que lo bañes una vez por mes será más que suficiente (a menos de que se ensucie terriblemente y tengas que repetir la operación antes).

Al terminar, sécalo muy bien con una toalla de tela y, sólo si es necesario, utiliza una secadora de pelo en la temperatura y potencia más bajas, para asegurarte de que quede bien seco. Inmediatamente después, acércalo a su mamá o, si ya no está con ella, ponlo en un lugar tibio y cobíjalo para asegurarte de que mantenga su temperatura corporal estable y no le haga daño.

Recuerda que es fundamental que estas nuevas experiencias sean agradables para tu cachorro, pues con ellas estás sentando las bases de su futuro comportamiento.

[Fuentes: TheNest.comDogChannel.comDailyPuppy.com]

[Foto: “Creative Commons Bath for puppy” by jeffreyw licensed under CC BY 2.0]

Qué hacer si tu perro se hace pipí cuando se emociona

Qué hacer si tu perro se hace pipí cuando se emociona

Cómo enseñar a tu cachorro a que haga pipí en su lugar

Cómo enseñar a tu cachorro a que haga pipí en su lugar