¿Es bueno secar a mi perro con secadora?

¿Es bueno secar a mi perro con secadora?

Para todos aquellos dueños que bañamos a nuestros perros en casa, uno de los momentos más batallosos del evento es cuando tenemos que sacar al perro del agua, corretearlo con una toalla mientras todo el baño queda mojado y después estar correteándolo para que ahora que está húmedo no se embarre contra todas las paredes y muebles de la casa.

Hay algunos dueños que muy profesionalmente también secan a sus perros con secadoras caseras para que queden como bolitas de algodón recién salidas de la secadora.

También te puede interesar cómo hacer un shampoo casero para tu perro. 

Si bien en las estéticas de perros también usan secadoras, hay que recordar que son secadoras especiales que no alcanzan temperaturas altas y que además los estilistas son expertos. Por eso, si lo haces en casa, hay ciertas medidas de seguridad que debes tomar en cuenta para evitar accidentes para ti, para tu perro y para tu casa:

No lo seques con temperatura alta

Todas las secadoras tienen un termostato que te permite elegir entre aire frío, medio o caliente. El caliente guárdalo sólo para ti y tus peinados de fiesta. Si tu perro tolera el medio puedes usarlo y si no, mejor juega a la segura y usa el aire frío.
El aire de una secadora se puede calentar lo suficiente como para quemar la piel de tu perro y causarle mucho dolor. Evita el viaje al veterinario.

No trates de alaciarlo o hacerle un peinado

Cuando secas a tu perro, la intención no es hacerle un peinado sino secar el exceso de agua para que no ande como trapo húmedo por toda la casa. No intentes estilizar el pelo o alaciarlo como en salón de belleza cuando jalan con el cepillo mientras secan. Si quieres que tu perro tenga un peinado especial, llévalo con un profesional que se pueda encargar de dejarlo como de concurso.

No lo hagas cerca de la tina o la regadera

El accidente más frecuente con las secadoras es que se caen en el lavabo o la tina y pueden electrocutarte. Lo más recomendable es hacerlo en un lugar como el patio o en el baño pero lejos del agua.

No le acerques mucho la secadora al cuerpo

En primera por el tema de la temperatura y en segunda porque la sensación del aire puede no ser tan agradable para tu perro si lo haces a apenas centímetros del cuerpo. Mantén la secadora a unos 10 cm de tu perro y mantenla en movimiento, es decir, no la dejes estática en un mismo lugar por mucho tiempo.

¿Qué hacer si tu perro le tiene pánico y corre cuando la ve?

Es importante acostumbrar a tu perro a la secadora. Si tu perro ni siquiera la conoce, empieza por enseñarle la secadora apagada y dale un premio cuando se acerque a olerla. La idea es que la asocie con algo bueno.

Después préndela lejos de él y al igual que antes, dale un premio para que asocie el ruido con algo bueno y no salga corriendo a esconderse abajo de la cama.

Por último, vete acercando poco a poco hasta que tu perro se sienta cómodo y siempre dale premios para que la aprenda a querer. Recuerda que todo el ritual del baño y el secado debe ser una experiencia positiva para tu perro y para ti.

[Fuente: Vet Street]

[Foto: 43680544 by WilleeCole Photography/ Shutterstock]

Cómo cuidar a tu perro este 4 de julio

Cómo cuidar a tu perro este 4 de julio

Este perro interrumpió un concierto para descansar un poco

Este perro interrumpió un concierto para descansar un poco