Etiqueta canina para el parque de perros

Etiqueta canina para el parque de perros

Los parques para perros se están volviendo cada vez más populares y cada vez más ciudades se han dado cuenta de la necesidad de tener espacios en medio de las zonas urbanas donde los perros puedan correr libres, socializar con otros perros y jugar.

Si en tu ciudad hay uno, deberías llevar a tu perro. Estos parques son una gran oportunidad para que tu perro conviva con otros perros y para que tú conozcas a otros dueños que como tú, sólo hablan de sus perros.

Para que tú y tu perro la pasen muy bien, hay un par de reglas que debes conocer y si todos las seguimos, estos parques serán responsables de muchas historias increíbles y no habrá malos momentos ni para los dueños ni para los perros.

1. Si tu perro es agresivo, no lo sueltes en el parque.

Esta es la regla de oro. Si sabes que tu perro no está bien socializado, es agresivo o bully, NO LE QUITES LA CORREA. El parque es para todos los perros que se saben comportar. Si tu perro muerde a otro o empieza una pelea, las cosas pueden escalar rápido y puede acabar en un problema.

2. Vigila a tu perro en todo momento.

No seas de esos dueños desentendidos que llega al parque, suelta al perro y se pega al teléfono a jugar o ver fotos. Tu perro es tu responsabilidad. Es mejor estar al pendiente de él para evitar que otro perro le haga algo o para poder leer las señales y así poder evitar una mala experiencia.

3. Recoge la caca.

Muchos dueños asumen que por ser parque de perros quiere decir que sus perros se pueden cagar y “alguien” lo va a levantar. Ese “alguien” eres tú y si quieres que el parque se mantenga limpio y no sea un foco de infección, levanta la caca de tu perro.

4. Llévale un juguete.

El parque de perros se disfruta más cuando tu perro puede correr por una pelota o jugar carreritas con otros perros para alcanzarla. Ve preparado para que tu perro preste sus juguetes y para que a veces queden inservibles porque los llenan de baba o porque los rompen.

5. Llévale agua.

No te confíes de que el parque tendrá agua. Es mejor siempre llevar un platito extra y una botella de agua para tu perro.

6. Asegúrate de que tu perro te obedezca cuando lo llamas.

Esto es especialmente importante si surge un problema en el parque. Si ves que hay un perro agresivo o una pelea entre otros perros, tu perro tiene que saber volver a ti cuando le hablas. No es difícil enseñarle y es un comando muy muy útil que debes practicar antes de ir al parque.

7. Ponle la correa antes de salir del parque.

No creerías la cantidad de casos que hay de dueños que sacan al perro sin correa y el perro se va corriendo antes de que se la logren poner. Evita que tu perro se pierda o que te haga corretearlo por las calles.

8. No olvides que tu perro debe tener todas las vacunas y un tratamiento antipulgas antes de ir al parque.

Por el bien de tu perro y de los otros perros, sólo lleva a tu perro si tiene todas las vacunas al día. También, usa algún tratamiento antipulgas porque si no, es probable que vuelva a casa con un par de pulgas de invitadas.

A post shared by Calvin (@calvinthehound) on

 

[Foto: Instituto Perro]

¿Los perros pueden aprender de ver a otros perros?

¿Los perros pueden aprender de ver a otros perros?

Comida en forma de perro que te hará querer ser niño de nuevo

Comida en forma de perro que te hará querer ser niño de nuevo