Klinker, la perra que está ayudando a salvar a las abejas

Klinker, la perra que está ayudando a salvar a las abejas

Les presentamos a Klinker, una labrador negra que vive en Maryland, Estados Unidos, y que está haciendo una impresionante labor por ti, por mí y por el mundo entero (aunque tú todavía no lo sepas).

CsCJnSu.gif

Si aún no estás enterado, desde hace algunos años las abejas están sufriendo una crisis terrible que está disminuyendo considerablemente su población en todo el mundo.

Esto puede parecer a simple vista como algo no tan grave, es más, hay muchas personas que le tienen miedo a las abejas o que no les gustan porque pican que podrían respirar aliviadas, pero debemos decirles que es gravísimo.

Si se acuerdan de sus clases de la primaria, seguramente recordarán que les enseñaron que las abejas son responsables de la polinización y, por lo tanto, son una pieza fundamental para que muchísimas variedades de frutas, verduras, frutos secos y demás cosechas existan. Y, claro, si las abejas desaparecieran los animales, humanos y no humanos, estaríamos en serios problemas por la falta de alimento.

8Le7Rmv.gif

Tristemente, desde hace unos años las abejas desaparecen y mueren. Todo indica que es una combinación de varios factores, como el uso de ciertos pesticidas, las prácticas de monocultivos y también por la presencia de ciertas bacterias, entre otros. Para más información sobre este tema, les recomendamos ver el documental Vanishing of the Bees, que pueden encontrar en Netflix.

Y justamente Klinker es, por el momento, la única perra especializada en encontrar a la bacteria Paenibacillus larvae, la cual causa una enfermedad llamada loque americana en las larvas de las abejas, que provoca que las crías mueran y que poco a poco la colmena desaparezca.

aPWQF4y.gif

Una gran ventaja que tiene la labor de Klinker es que ella puede detectar la presencia de esta bacteria de forma muy temprana y esto ayuda a que el problema pueda ser tratado a tiempo, ya que cuando la bacteria se ha propagado por toda la colmena, los apicultores le prenden fuego para evitar que se esparza, lo cual es sumamente triste, cruel y además costoso.

Lo genial es que Klinker es capaz de inspeccionar hasta 1000 colmenas al día, aunque esperamos que pronto haya más perros como ella que puedan ayudar a salvar a más abejas.

Les dejamos un fragmento del especial que National Geographic preparó sobre esta increíble perra, el cual está en inglés, pero nos deja ver cómo trabaja Klinker y, lo mejor, lo feliz que es al hacer esta labor (nada más miren cómo ve a su dueño y cómo no deja de mover la cola):

¿Los perros pueden tener piojos?

¿Los perros pueden tener piojos?

Cómo elegir la transportadora correcta para tu perro

Cómo elegir la transportadora correcta para tu perro