La mesera que recibió el mejor regalo de un cliente para su perro

La mesera que recibió el mejor regalo de un cliente para su perro

En estas épocas en las que estamos tan acostumbrados a escuchar y leer tantas malas noticias, les tenemos una historia que les hará recuperar la fe en la humanidad. Y es que resulta que una mesera llamada Christina recibió el mejor regalo para su perro enfermo por parte de unos clientes.

Resulta que Christina estaba atendiendo a sus clientes en el bar en el que trabaja, como hace todas las noches, cuando de pronto uno de ellos notó el tatuaje que tiene en el brazo.

Gozhda en YouTube

Gozhda en YouTube

Este tatuaje es una huellita de perro que dice Mona, el nombre de una de sus perros. Y, de inmediato, se pusieron a hablar de sus respectivos perros y hasta se mostraron fotos. Hasta ahí, todo era bastante normal, pues dice que muchos de sus clientes que aman a los perros le preguntan sobre su tatuaje.

Pero en la plática Christina le comentó a este hombre llamado Joe que estaba muy preocupada, pues su perro Tucker necesitaba una cirugía urgente, pues le habían detectado un cuerpo extraño en el abdomen y se encontraba muy mal.

Ella le dijo que, además de que tenía miedo de que fuera un tumor, estaba angustiada porque la cirugía costaba 3 mil dólares y porque, a pesar de que tenía 3 trabajos, le estaba costando mucho trabajo juntar el dinero. 

Y la noche siguió. Christina continuó atendiendo a sus clientes y Joe siguió disfrutando de su cena y sus bebidas.

Pero cuál sería la sorpresa de Christina cuando, al momento de ver el voucher de la tarjeta de crédito, se dio cuenta de que Joe le había dejado nada más y nada menos que mil dólares de propina.

Gozhda en YouTube

Gozhda en YouTube

Primero pensó que se trataba de un error, pero cuando se acercó con él, le dijo que esperaba que Tucker se aliviara pronto y que todo saldría bien.

Por supuesto, Christina se puso a llorar, le dio mil veces las gracias y lo abrazó con sus fuerzas. Joe sólo le dijo que prefería mantenerse en el anonimato y que le deseaba toda la suerte del mundo.

Y bueno, pues gracias al donativo de Joe finalmente pudieron operar a Tucker. ¿Y qué creen? Que el muy travieso se había tragado una pelota de tenis y eso era lo que ocasionaba todo el problema.

Una increíble historia con un gran final feliz para Christina y Tucker. ¡Más gente como Joe en este mundo, por favor! 

[Foto: Gozhda en YouTube]

Cosas que comprueban que tu perro te conoce mejor que nadie

Cosas que comprueban que tu perro te conoce mejor que nadie

Un día antes de las elecciones, este perro nos recuerda lo que de verdad es importante

Un día antes de las elecciones, este perro nos recuerda lo que de verdad es importante