Momentos únicos que vives con tu querido perro

Momentos únicos que vives con tu querido perro

Vivir con un perro es iniciar el camino de muchísimos momentos y recuerdos que construirán entre los dos.

A veces felices, a veces tristes, a veces con enojos, otros con miedo, pero siempre llenos de mucho amor, esos instantes que se comparten con un perro no tienen igual y, definitivamente, no tienen precio.

Por eso, no es casualidad que se diga que quien ha amado a un perro (y quien ha sido amado por un perro) jamás vuelve a ser el mismo y, posiblemente, nunca vuelva a concebir la vida de la misma manera.

Sin duda, son muchos los momentos que se viven con los perros y, aunque cada historia es diferente, seguramente te sentirás identificado con algunos de los que incluimos en esta lista de instantes únicos.

10. Cuando preparas todas sus cosas para recibirlo en casa.

Nada como esa emoción de alistar todo lo necesario para recibir a tu querido perro.

9. El día que llegó a tu familia.

No importa si era cachorro, adulto o viejito, ese primer día que compartiste tu hogar, tu vida, tu sillón y posiblemente hasta tu cama con él nunca lo olvidarás.

8. La primera vez que se durmió/acurrucó junto a ti.

Ese momento en que tu perro tiene la confianza para acurrucarse junto a ti y dormir profundamente seguramente te robó el corazón por completo.

7. Su primera travesura.

Tal vez te dio risa, tal vez te enojaste muchísimo, pero sin duda se trató de un momento que siempre recordarás.

6. La primera vez que te dio un susto.

Quizá lo pisaste sin querer, tal vez no lo encontrabas por ningún lado, a lo mejor se te soltó la correa en la calle y pensaste que lo perdías... ese susto nadie te lo quita, pero tampoco nadie te quita la alegría de que haya sido eso, sólo un susto.

5. La primera vez que realmente te preocupaste por su salud.

Tal vez comió algo que no debía, quizá sufrió un accidente o tuvo un problema de salud, pero sin duda nunca sabes cuánto quieres realmente a tu perro y qué tanto estás dispuesto a dar por él hasta que enfrentas una circunstancia así.

4. Cuando conoció a tu pareja.

Este puede ser un momento que te haya puesto muy nervioso, pues que tu perro se lleve bien con tu pareja es importante. En mi caso, puedo decir que yo vi con más ojos de amor a mi ahora esposo porque mi querida Ginger fue la primera que se enamoró perdidamente de él.

3. La primera vez que tuviste que dejarlo al cuidado de alguien más.

No importa si te fuiste de vacaciones, si te fuiste de viaje de trabajo o cualquier otra cosa que haya hecho que te separaras de él, seguramente se te hizo pasita el corazón cuando tuviste que dejarlo con alguien más (aunque todo haya salido muy bien).

2. Cuando lo viste cuidando a/jugando con tu hijo o tu sobrino.

No hay nada que te haga amar aún más a tu querido perro que ver que ese amor que te tiene y ese cuidado con el que te trata no sólo lo aplica a ti sino también al resto de tu familia, especialmente a tus hijos o a tus sobrinos.

1. Cuando descubriste que se estaba volviendo viejito.

Pues sí, al igual que nosotros, los perros envejecen y, aunque para nosotros siempre serán nuestros cachorros, seguramente recordarás ese momento en que te diste cuenta que tu perro estaba envejeciendo: tal vez porque le notaste algunas canas, tal vez porque ya no era tan activo o juguetón como antes, tal vez por algún achaque. Y, claro, también te diste cuenta de que ahora más que nunca necesita de tu amor y tus cuidados.

 

¿Qué otros momentos consideras únicos con tu querido perro? Por favor, cuéntanos en nuestro Facebook.

 

[Foto: "Creative Commons Puppy Love" by AJU_photography licensed under CC BY-ND 2.0]
Cómo limpiar los platos de tu perro

Cómo limpiar los platos de tu perro

5 lugares para ir con tu perro en bici

5 lugares para ir con tu perro en bici