Por qué los niños adoptados necesitan adoptar un perro

Por qué los niños adoptados necesitan adoptar un perro

La relación entre un perro y un niño es mágica. Los perros y los niños se entienden en una manera especial y si te acuerdas, cuando eras niño, tu perro fue tu primer amigo y tu confidente. Cuando algo no te salía como querías o estabas confundido con algo, tu perro siempre era ese lugar seguro al que podías ir y sabías que todo estaba bien.

Con motivo del estreno de la película Annie, varios artículos dieron a conocer estudios que hablan sobre cómo un perro adoptado puede ayudar a un niño adoptado. Y de primera mano, si lo piensan, tiene mucha lógica. Los niños adoptados pasan por un proceso muy difícil de adaptación a sus nuevos hogares y familias y adoptar a un perro les puede ayudar no sólo porque un perro siempre te hará la vida mejor, sino porque pueden compartir experiencias y no sentirse solos en el camino. 

Los estudios indican que para los niños adoptados que están en un nuevo hogar o incluso en un nuevo país, el amor incondicional de un perro (o de una mascota) les puede dar un gran sentimiento de seguridad y los pueden ayudar a sentirse cómodos. Crean un lazo que no necesita palabras ni explicaciones y en los casos en los que los niños adoptados no hablan el idioma de los nuevos padres, el perro puede ser una gran oportunidad para que le hablen en su idioma natal y les entienda todo lo que dicen.

Los niños adoptados están viviendo más que la adaptación a su nueva casa, también muchos sienten tristeza, enojo, depresión y ansiedad por que sienten que sus padres biológicos los rechazaron o abandonaron. El programa TASK de American Humane (Therapy Animals Supporting Kids) habla sobre las ventajas de que un perro esté presente en una sesión con un niño que ha experimentado maltrato o abandono. Los perros ayudan a que la terapia fluya mejor pues el perro ayuda para que el niño se sienta más cómodo, esté más abierto a hablar y se sienta más confiado de sí mismo.

Los perros son terapia no solo para niños adoptados, sino para cualquier niño que ha sido víctima de maltrato, abuso sexual o incluso casos como niños que tienen dificultad para socializar en la escuela o para aprender cosas nuevas (como los perros que ayudan a niños a aprender a leer y hablar en público).

Es importante que el perro sea adoptado y de preferencia rescatado, ya que esto puede ayudar para que el niño viva una experiencia paralela. Un estudio publicado por el Diario de Terapia Marital y Familiar observó a 20 familias americanas con niños adoptados de Rusia y Rumania que tenían mascotas. Más de la mitad de dichas familias adoptaron a la mascota en como experiencia paralela para el niño. Uno de los padres notó que la niña que habían adoptado estaba muy interesada en rescatar animales porque quería que encontraran un hogar, como ella.

Una increíble manera en la que un niño puede rescatar a un perro y al mismo tiempo un perro puede rescatar a un niño.

 

 

[Fuentes: Bark PostMom.meAFCA Adopted/ Foster Children & Animals Animal-Assisted Social Work By: Rose R. K. SmithAmerican HumaneJournal of Marital and Family Therapy]

[Foto: Creative Commons “And then, Reese pulls Sage’s ear” by Donnie Ray Jones is licensed under CC BY 2.0]

Esto es lo que siente tu perro cada vez que vuelves a casa

Esto es lo que siente tu perro cada vez que vuelves a casa

El perro que visitó una iglesia para hacer felices a niños con cáncer

El perro que visitó una iglesia para hacer felices a niños con cáncer