10 pasos para que tu perro se adapte fácilmente a su nuevo hogar

10 pasos para que tu perro se adapte fácilmente a su nuevo hogar

Cuando llevamos a un nuevo perro a nuestro hogar, ya sea adulto o cachorro, uno de los retos más grandes que tenemos es lograr que se adapte fácilmente a este nuevo espacio y también a su nueva familia. Por eso, no sólo es importante contar con un kit básico con aquellas cosas que utilizará a su llegada sino también ayudarlo a que se sienta cómodo emocionalmente en este nuevo entorno que es completamente extraño para él.

También te interesará saber cómo presentar a tu perro con tu nuevo perro.

Por eso es muy útil tener en mente algunos pasos que puedes seguir para que esta transición sea más sencilla tanto para él como para ti, así como para el resto de la familia.

10. Respiraaaa.

Sí, sabemos que estarás emocionado, pero recuerda que tu perro percibe perfectamente cómo te sientes, así que si tú estás estresado, le transmitirás tu ansiedad. Así que respira profundamente y trata de relajarte.
 
9. Con calma

Deja que tu perro se adapte poco a poco al cambio. Esto aplica desde que lo vas a recoger para llevarlo a casa. Por ejemplo, si adoptas un perro adulto, no lo obligues a subirse al coche. Dale tiempo y lleva premios deliciosos para que suba por voluntad propia.
 
8. La importancia del paseo previo

Al igual que para muchas otras situaciones, el paseo es un gran auxiliar para que la transición sea más fácil tanto para ti como para tu perro. Si ya es un adulto, no dejes de dar un buen paseo antes de ir por primera vez a casa con él. Esto ayudará a que libere toda la energía acumulada y a que conozca este nuevo entorno, que seguramente es por donde paseará diariamente. Además, te servirá para que vaya al baño antes de entrar. En el caso de los cachorros, puedes utilizar el juego como actividad para que libere energía dentro de casa.
 
7. Dale espacio

Al llegar a casa, deja que explore el terreno con calma y a su ritmo. Esta parte es muy importante, pues es así como los perros reconocen su nuevo territorio. Cuando esté en esta actividad, no hagas ruidos ni movimientos bruscos para que no le dé miedo. Si no quieres que entre a alguna parte de la casa, desde antes bloquea el paso para que no haya problema.
 
6. Planea con anticipación

La llegada de tu perro es importante y necesitarán pasar tiempo juntos, así que no planees cosas los primeros dos o tres días para que se adapten a este nuevo cambio. Así que ya sabes, nada de fiestas, mudanzas, música a todo volumen ni gritos. Ayúdale manteniendo un entorno tranquilo y amigable estos días.
 
5. La seguridad primero

Para evitar accidentes o disgustos, revisa desde antes que tu hogar sea un lugar apto para tu perro o cachorro. No dejes a su alcance cosas que pueda tomar, comer, morder o romper. Ten cuidado con los cables, sustancias peligrosas o cualquier otro objeto que pudiera ocasionar una tragedia. Revisa todo dos veces para estar seguro.
 
4. No lo involucres en demasiadas actividades los primeros días

Es normal que estés emocionado por la llegada de tu perro, pero considera que los primeros días deben ser tranquilos. O sea, no quieras hacer todo los primeros días: llevarlo a la estética, darle un baño, cortarle las uñas, cepillarle los dientes, salir a correr, presentarle a todos tus amigos, llevarlo al parque y demás. Claro que eso lo podrán hacer, pero todo a su tiempo. Cuando más, llévalo a una revisión veterinaria y, si crees que necesita un baño, puedes dárselo tú mismo con mucha tranquilidad o llevarlo a algún lugar de mucha confianza.

3. No lo regañes.

Hay muchos motivos por los que jamás te recomendaremos regañar a tu perro o cachorro, pero especialmente debes ser paciente los primeros días. Sí, es probable que se haga pipí o popó en casa, que no sepa andar con correa, que muerda algo que no debe o que haga alguna travesura, pero no te pongas como loco a gritarle porque esto será algo que tendrán que ir trabajando poco a poco.

2. Establece límites.

Muy en relación con el punto anterior, que no lo regañes no significa que no debas poner límites. Ten muy claro lo que sí y lo que no vas a permitir en casa y asegúrate de seguirlo desde el primer día (y que todos los demás miembros de la familia también lo hagan). La coherencia y la paciencia serán tus mejores amigas.

1. Apapáchalo mucho.

Cuando tu perro llega a este ambiente se sentirá extraño y le costará un poco adaptarse, sin importar si es adulto o cachorro. Para los cachorros a veces el cambio es mucho más difícil porque implica dejar a su mamá y a sus hermanos, es decir, toda la seguridad y amor que han conocido. Y sí, los van a extrañar. Así que sé amoroso con el nuevo miembro de la familia y hazle sentir que lo quieres, que lo entiendes y que estás haciendo todo para que se sienta feliz en su nuevo hogar.

¿Qué otros tips te han servido para ayudar a que tu perro se adapte a su nuevo hogar? No dejes de compartirnos tus recomendaciones en los comentarios.

[Fuentes: Paw-Rescue.orgPuntoCan.org]

[Foto: “Creative Commons Our new Pepper” by Shal Farley licensed under CC BY-SA 2.0

Cómo certificar a tu perro como animal de soporte emocional

Cómo certificar a tu perro como animal de soporte emocional

¿Qué es el 'crate training' o entrenamiento en transportadora?

¿Qué es el 'crate training' o entrenamiento en transportadora?