¿Es peligroso el estornudo inverso en los perros?

¿Es peligroso el estornudo inverso en los perros?

Si alguna vez has escuchado que tu perro comienza a hacer ruidos "raros", una mezcla como entre tos, de bocina de coche y asfixia, es posible que tu perro tenga un episodio del llamado estornudo inverso.

Este fenómeno es muy común en los perros y también es muy frecuente que los dueños entren en verdadero pánico al creer que lo que sucede es que sus perros se están asfixiando o que tienen un ataque de asma.

Pero puedes estar tranquilo, pues en realidad el estornudo inverso aparenta ser más aparatoso (y ruidoso) de lo que verdaderamente es.

Pero, ¿qué es y cuál es la causa del estornudo inverso en perros?

En resumen, se trata de un espasmo a consecuencia de una irritación en el paladar anterior y la garganta, lo cual hace que el perro inspire más aire de afuera hacia adentro (de ahí que se le conozca como "estornudo inverso") de manera muy sonora. El fenómeno es más común en perros de razas pequeñas y, particularmente, en perros chatos, como los pugs o bulldogs, pero en realidad se puede presentar en cualquier perro, sin importar raza o tamaño.

Aquí te dejamos un ejemplo para que sepas de lo que estamos hablando:

También te puede gustar conocer estos remedios naturales para la tos de tu perro.

¿Qué puede detonar el estornudo inverso?

Muchos factores, pero los más frecuentes son:

  • Emoción
  • Ejercicio
  • Un collar muy apretado
  • Que el perro jale de la correa al pasear
  • Irritantes en el aire (polen, perfumes, productos de limpieza, aerosoles, polvo excesivo, etc.)
  • Cambios de temperatura
  • Sustos (como al despertar sobresaltados, por ejemplo)

 ¿Qué debo hacer si mi perro tiene un episodio de estornudo inverso?

Lo principal es estar tranquilo. La primera vez que escuches a tu perro hacerlo seguramente te dará miedo porque pensarás que se está ahogando, pero cuando te des cuenta de que se trata de un estornudo inverso, trata de mantenerte en calma para que no hagas que tu perro entre en pánico.

En realidad, no necesitas intervenir, pues el episodio pasará en un par de minutos y tu perro seguirá como si nada hubiera ocurrido. Algunas personas soban la garganta de sus perros para ayudarles, pero es opcional.

Un consejo es tratar de observar qué detona los ataques en tu perro para tratar de eliminar esa fuente (por ejemplo, si es porque se jala al pasear, puedes tratar de usar un arnés en lugar de correa o si es un perfume, no ponértelo cuando esté junto a ti).

Sólo si notas que tu perro tiene este tipo de episodios muy frecuentemente, que duran más de 5 minutos o si notas cualquier síntoma adicional, es importante que lo lleves al veterinario para descartar infecciones respiratorias, ácaros, colapso de tráquea, tos de la perrera o incluso un tumor. Recuerda que cuando se trata de salud, más vale prevenir que lamentar.

[Foto: "Creative Commons ACTION" by Maarten Van Cutsem licensed under CC BY 2.0]

[Fuentes: Mercola.comCesarsWay.com]

Formas en las que haces infeliz a tu perro (y tú ni te das cuenta)

Formas en las que haces infeliz a tu perro (y tú ni te das cuenta)

Remedios naturales para la tos de tu perro

Remedios naturales para la tos de tu perro