Qué hacer si tu perro se hace pipí cuando se emociona

Qué hacer si tu perro se hace pipí cuando se emociona

Si tu perro ya está entrenado para hacer pipí en su lugar, pero de todos modos sigue teniendo accidentes en ocasiones, aparentemente sin razón alguna, pero sobre todo cuando llega alguien o cuando lo tocan, lo más probable es que tenga incontinencia urinaria asociada a la sumisión y/o a la excitación.

También te gustará saber cómo enseñarle a tu cachorro a hacer pipí en su lugar.

Lo primero que debes hacer es llevarlo al veterinario para descartar que tu perro pueda tener un problema físico que pueda estar desencadenando la incontinencia.

Si tu veterinario dice que todo está bien, entonces hay que descifrar si se trata de incontinencia por sumisión o por excitación.

Ay no, ay no, ay no… ya me hice

Cuando la incontinencia está asociada a la sumisión, tu perro, sin importar su edad, se hará pipí cuando lo tocan, cuando lo regañas y en cualquier otra situación en la que se sienta inseguro. Esto suele ser muy común en perros rescatados que han sufrido maltrato anteriormente. Si lo regañas por hacerse pipí, esto hará peor el problema, pues se convierte en un círculo vicioso.

Para solucionarlo, lo más importante es que no lo regañes por hacerse pipí. En vez de eso, felicítalo cuando haga en su lugar. Además, refuerza la otra parte de su educación enseñándole comandos básicos: sentarse, echarse, quedarse quieto y a venir. Felicítalo cada vez que lo haga bien pues esto reforzará su confianza.

Finalmente, trata de acercarte a él en posturas no dominantes (mejor de lado más que de frente), modera tu tono de voz, no manotees, trata de agacharte para saludarlo en lugar de estar de pie y cuando lo acaricies, mejor tócalo en la barbilla en vez de en la cabeza. El punto es tratar de que se sienta más cómodo y no amenazado.

¡Qué emoción, qué emoción!

En el caso de la incontinencia asociada a la excitación, el problema suele presentarse en cachorros de menos de un año y, por lo general, el problema se quita solo, aunque toma tiempo. Para ayudarlo, trata de mantenerlo en un área con periódicos para evitar que se haga pipí en la alfombra o en tu sillón favorito. Cuando llegues a casa, no lo saludes y pide a tus invitados que hagan lo mismo. Aunque parezca un poco cruel, créenos que no lo es y, además de evitarte manchas de pipí, te ayudará a que tu perro no desarrolle otros tipos de ansiedad. El punto no es que no le des cariño, sino que lo hagas en el momento correcto. Hazlo cuando ya estés instalado en casa y tu perro esté tranquilo.

Finamente, dale muchos apapachos cuando haga pipí en su lugar o cuando haga pipí en la calle o en el parque cuando lo sacas a pasear. Esto le ayudará a reforzar su confianza y le enseñará que es ahí donde debe hacer pipí y no en tu alfombra.

Como en todo entrenamiento, recuerda que la constancia y la paciencia son la clave del éxito.

[Fuente: WebMD.com, About.com]

[Foto: “Creative Commons Ozzie dog” by Jason Meredith licensed under CC BY 2.0]

¿Por qué mi perro lame la pipí de otros perros?

¿Por qué mi perro lame la pipí de otros perros?

¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?

¿A qué edad es seguro bañar a un cachorro?