¿Por qué los perros se huelen el trasero?

¿Por qué los perros se huelen el trasero?

Seguramente has visto mil veces a tu perro o a otros perros olerse el trasero con muchísimo interés cuando se conocen o cada vez que se saludan. Puede ser que tú los hayas observado en ocasiones con curiosidad, otras con sorpresa o hasta con un poquito de asco.

Pero, ¿a qué se debe que tengan este ritual tan particular? ¿Qué tanto hay en los traseros de los perros que les resulta tan interesante a los demás?

Para responder estas preguntas es importante entender primero cómo funciona la nariz de los perros, pues no solo es mucho más potente que la nuestra sino que trabaja de forma muy diferente.

El olfato de los perros es entre 10 mil y 100 mil veces más sensible que el de los humanos (dependiendo del perro y del humano, claro está), pero además está sumamente especializado en su función, pues es capaz de detectar los químicos más sutiles en el aire. De ahí que se diga que son capaces de comunicarse químicamente.

Incluso, los perros cuentan con dos cámaras separadas en la nariz, una para respirar y otra específicamente para oler. Justamente ahí existe una parte especial llamada órgano de Jacobson (u órgano vomeronasal), el cual se dedica exclusivamente a interpretar los químicos que perciben a través del olfato.

También debes saber que los perros cuentan con una especie de “bolsas” internas cercanas al ano llamadas sacos anales, en los cuales hay unas glándulas que secretan químicos clave para la comunicación química entre los perros.

Por este motivo, cuando tu perro le huele el trasero a otro perro no se trata de que sea un “cochino” o porque le guste el olor a popó, sino que en realidad está obteniendo muchísima información sobre el otro perro, como su edad, sexo, estado emocional y de salud.

Digamos que es como si le entregaran la tarjeta de presentación, el currículum, la agenda de la semana y el informe del estado de salud del perro, todo al mismo tiempo.

Esto es exactamente lo mismo que hacen los perros cuando huelen las marcas de pipí que dejan los perros en los árboles, arbustos y en cuanta superficie vertical se encuentren (y a veces también horizontal).

Ahora ya lo sabes, aunque para nosotros sea muy raro, para tu perro resulta interesantísimo (y sumamente importante) olerle el trasero a los demás perros.

 

 

[Fuentes: IFLScience.comPsychologyToday.comMentalFloss.com]

[Foto: “Creative Commons Butt Sniffing Ying Yang” by Tim Dorr licensed under CC BY-SA 2.0]

Las mejores guarderías para perros en la Ciudad de México

Las mejores guarderías para perros en la Ciudad de México

¿Qué pasa si mi perro ingiere alcohol?

¿Qué pasa si mi perro ingiere alcohol?