Cómo unos calcetines le cambiaron la vida a esta pug viejita

Cómo unos calcetines le cambiaron la vida a esta pug viejita

Cuando un perro envejece, hay ciertas cosas que dejan de poder hacer. Una que es especialmente difícil es caminar sobre superficies resbalosas. 

Mi perrita de la infancia nunca tuvo problemas para caminar en pisos de madera pero cuando cumplió 16 años y sus patas ya no eran tan fuertes y estables como en sus años mozos, los pisos de la casa se volvieron un reto para ella. Tanto que acabamos por ponerle tapetes en sus rutas de todos los días: de la cocina al cuarto, del cuarto al balcón y del balcón a la puerta. 

 

Justo lo mismo sucedió con esta adorable pug viejita llamada Leia. Leia fue adoptada ya de viejita por su familia y ahora que quitaron las alfombras de la casa y pusieron pisos de madera, Leia se empezó a resbalar todo el tiempo. Sus dueños tenían miedo de que se iba a acabar lastimando y poco a poco se dieron cuenta de que Leia decidió mejor no moverse mucho para evitar accidentes. 

Fue ahí cuando sus dueños tuvieron la brillante idea de ponerle calcetines con suelas antiderrapantes para bebés. Y resulta que dos pares de calcetines funcionaron como una dosis de energía y juventud para la pug. Desde que le ponen calcetines, volvió a tener vitalidad y ganas de caminar por toda la casa. 

Miren qué contenta se ve: 

¿Tienes un perro viejito que está pasando por lo mismo? Tal vez puedes hacer lo mismo y contarnos cómo te va.

 

[Foto principal: Peachy Keen Pets]

[Fuente: The Dodo]

¿Qué hacer si encontré un perro?

¿Qué hacer si encontré un perro?

¿Por qué los perros sacuden sus juguetes?

¿Por qué los perros sacuden sus juguetes?