Señales de que necesitas adoptar un perro ya

Señales de que necesitas adoptar un perro ya

Si contestas que sí a más de la mitad de estas 10 señales, es momento de que vayas a un albergue y elijas de una vez al perro que quieres que sea tu nuevo mejor amigo.

Recuerda, no compres y mejor adopta.

1. Pasas todo el día viendo videos de perritos.

Siempre estás al día con los videos de perritos que son famosos en Internet. Así es como recargas pila cuando estás harto de la escuela o de tu trabajo, viendo videos de perritos.

2. Te ofreces a cuidar a los perros de tus amigos.

Un amigo tuyo dice que va a salir de fin de semana y eres el primero que salta para ofrecerse a cuidar a su perro. No importa si tiene que ser en su casa, si te dicen que pasea 4 veces al día, que te va a despertar a las 5 de la mañana y que hace cacas tamaño caballo, todo te parece maravilloso.

3. Le haces fiestas a todos los perros que ves en la calle.

Para ti ir a la tienda de la esquina puede tomar una hora porque cualquier perro que pase en el camino tendrás que detenerte para conocerlo, saludarlo y darle una rascada de panza.

4. Le sacas fotos a los perros de los desconocidos.

Y las publicas en todas tus redes sociales. Tus amigos ya te dijeron que incluso deberías de considerar hacer esto como hobby en serio porque tus fotos son muy buenas.

5. Tu foto de fondo del celular y la computadora es un perrito.

Del perro más tierno que encontraste en Pinterest y que hace que cada vez que lo veas suspires un poquito.

6. Sigues a más cuentas de perros que de conocidos en Instagram.

Happy Cinco de Mayo

A photo posted by Trotter (@trotterpup) on

Trotter Pup, Tuna Melts My Heart, Marnie, todos estos nombres te suenan familiares y los sigues a todos.

7. Tu película favorita es Marley y yo.

O cualquier otra película de perros.

8. Sabes más del perro de tu vecino que tu vecino.

Tu vecino viene a ti por consejos sobre su perro. Cómo hacer que coma más despacio, dónde queda la veterinaria más cercana, cómo hacer para que no se haga pipí en la sala.

9. Siempre entras a las tiendas de productos para mascotas a ver qué venden.

Así, a ver las novedades. Hay quienes hasta compran cosas “para cuando tengan uno”.

10. Lees Instituto Perro.

Todos los días lees algo sobre cómo tú y tu perro serían los más felices del mundo juntos.

 

Anímate. Te va a cambiar la vida para bien. Cualquier sacrificio que debas hacer, lo vale.

 

[Foto: 217888546 / oneinchpunch / Shutterstock]

Cosas que sólo los dueños de un labrador entienden

Cosas que sólo los dueños de un labrador entienden

Los perros que se convirtieron en triatletas

Los perros que se convirtieron en triatletas