Un test para saber qué tan inteligente es tu perro

Un test para saber qué tan inteligente es tu perro

Así como hay pruebas para determinar el IQ de los humanos, también existen maneras para intentar medir el IQ de los perros. El IQ o coeficiente intelectual es la medida usada para determinar el grado de inteligencia de un humano basado en una serie de pruebas.

En el caso de los perros, una de las medidas para saber qué tan inteligentes son es la capacidad que tienen para resolver problemas. Así como en los humanos, la inteligencia no viene en el mismo empaque para todos. Hay personas que pueden ser muy brillantes académicamente y otras que son muy brillantes para cocinar o que son astutos o incluso quienes saben muy bien cómo relacionarse con otras personas. Todos son inteligentes, sólo que de diferente manera.

Mismo caso con los perros. Si tu perro no sabe atrapar un premio, no significa que sea tonto, sólo hay que saber para qué son buenos. Existen dos tipos de inteligencia en lo que a perros se refiere, la instintiva y la adoptiva.

La instintiva viene con el perro, depende de su raza o combinación de razas, de ahí que haya perros sabuesos o terriers, cazadores o incluso perros de pastoreo. La adoptiva tiene que ver con la habilidad de aprender cosas nuevas, no sólo trucos sino que tanto puede aprender tu perro de otros perros, del ambiente, de tu lenguaje corporal, etc.

No es que un tipo de inteligencia sea mejor que la otra, sólo son diferentes y hay perros que sobresalen en una y otros en la otra.

Los tests de IQ para perros no son una ciencia exacta, así que no te las tomes muy a pecho. Fueron desarrollados por humanos y esto hace que sea difícil poder evaluar objetivamente, también es importante que quede claro que la velocidad no es sinónimo de inteligencia.

También te puede interesar conocer 10 trabajos que tu perro puede tener. 

Estas son algunas pruebas estándar desarrolladas por Stanley Coren para determinar la inteligencia de los perros y un puntaje para calificarlas. No trates de hacer todo el mismo día porque tu perro no entenderá por qué te dio por ponerlo a hacer cosas raras.

Recuerda que cualquiera que sea el resultado, la idea de este test es más bien divertirte con tu perro y no juzgarlo o regañarlo si no las hace bien. Esto es un juego y lo haga bien o mal tú debes premiarlo y apapacharlo al final de cada prueba para que él se pueda divertir también.

1. Test de la cobija

Toma una toalla o una cobija y ponla encima de la cabeza de tu perro. Hazlo despacio para que no se asuste. Ahora cuenta el tiempo. Si se logra quitar la cobija en menos de 15 segundos dale 3 puntos, si se tarda entre 15 y 30 segundos dale 2 puntos y si se tarda más de 30 segundos dale 1 punto.

Nota: usa una toalla o cobija de acuerdo al tamaño de tu perro, no vayas a usar una cobija king size en un chihuahua o una toallita de manos en un gran danés.

2. Test de la cubeta

Para esta prueba vas a necesitar 3 cubetas. Ponlas boca abajo y esconde un premio o el juguete favorito de tu perro debajo de una y enséñale a tu perro cuando lo pones ahí. Lleva a tu perro a otro lugar por un momento (cinco minutos) y vuelve a las cubetas. Si tu perro llega directo a la cubeta correcta, dale 3 puntos, si le toma dos intentos dale 2 puntos y si lo encuentra al tercer intento dale 1 punto.

3. Lugar favorito

Todos los perros tienen un lugar favorito en el cuarto donde siempre se echan a dormir. Cuando tu perro no esté en el cuarto, recomoda los muebles. Ahora pídele que entre de nuevo. Si entra directo a su lugar favorito dale 3 puntos, si le toma más de 30 segundos explorar y reencontrar su lugar, dale 2 puntos y si de plano elige otro lugar, dale 1 punto.

4. El premio debajo de la mesa

Pon un premio de tu perro en un lugar donde tu perro sólo pueda meter su pata para alcanzarlo. Puede ser abajo de un sillón o de la cama o incluso una mesita. Si tu perro encuentra la manera de alcanzar el premio en menos de un minuto dale 3 puntos, si usa sus patas y la nariz para alcanzarlo, dale 2 puntos, si se rinde y mejor se va, dale 1 punto.

5. El test del paseo

Los perros son muy apegados a sus rutinas así que en esta prueba lo que tienes que hacer es que en una hora del día donde normalmente tu perro no sale a pasear, muy calladito agarres tus llaves y su correa mientras él te observa. Si se levanta emocionadísimo inmediatamente, dale 3 puntos, si tienes que acercarte hasta la puerta antes de que se dé cuenta de que van a salir, dale 2 puntos y si de plano ni se levanta y te ve confundido, dale 1 punto.

6. El test de la barrera

Esta es la prueba más laboriosa. La idea es poner un cartón que sea más alto que tu perro que funcionará como una barrera y detenlo con cajas o con libros. Para entenderlo más fácil, mira el video de este corgi haciéndolo. La idea es ver si tu perro le da la vuelta a la barrera en menos de 30 segundos para ir por el premio, dale 3 puntos; si le toma entre 30 segundos y un minuto, dale dos puntos y finalmente si trata de meter la cabeza por la apertura, dale 1 punto.

Resultados:
16 puntos o más: tu perro es brillante
13-15 puntos: tu perro está por encima del promedio
9-12 puntos: Tu perro tiene inteligencia promedio
5-8 puntos: Tu perro está ligeramente abajo del promedio
1-4 puntos: No es el foco más brillante de la serie de foquitos pero sí el más amoroso.

 

¿Cómo le fue a tu perro? Cuéntanos en Facebook o Twitter.

 

[Fuente: Today]

[Foto: Creative Commons "stella's so smart" by miz_ginevra licensed under CC BY 2.0]

10 tareas que tu perro puede hacer y que facilitarán tu vida

10 tareas que tu perro puede hacer y que facilitarán tu vida

Un examen para saber si tu perro tiene sobrepeso

Un examen para saber si tu perro tiene sobrepeso